Traducción de Rubén D. Arvizu

Original: President’s Letter – Springtime Blooms


24 de abril de 2024
CARTA DE LA PRESIDENTA

Estimada comunidad de la NAPF,

A finales de marzo, participé en un acto en la Universidad Soka, titulado “¿Puede el Premio Nobel de la Paz prevenir la guerra nuclear?” Al preparar mi alocución, leí y reflexioné sobre varios ganadores del Premio Nobel de la Paz, entre ellos Linus Pauling, que fue profesor en mis dos almas máter (Caltech y Stanford). Cuando se concedió a Pauling el Premio Nobel de la Paz (correspondiente a 1962, pero que le fue otorgado en 1963), el comité dijo: “Linus Carl Pauling, desde 1946 ha hecho campaña sin cesar, no sólo contra las pruebas de armas nucleares, no sólo contra la propagación de estos armamentos, no sólo contra su uso mismo, sino contra toda guerra como medio de resolver conflictos internacionales.”

Este fue el segundo Premio Nobel de Pauling, tras haber ganado el primero en Química en 1954. De hecho, es la única persona que ha recibido dos Premios Nobel no compartidos. En 1991, la Fundación para la Paz en la Era Nuclear honró a Pauling con su propio Premio a Toda una Vida, parte de nuestra orgullosa historia y herencia bajo el gran liderazgo de David Krieger.

Hoy, nuestro inestable y desafiante mundo puede parecer tan desquiciado como la década de 1960 en más de un sentido. Por aquel entonces, el mundo se vio literalmente al borde del abismo con la crisis de los misiles cubanos. Poco después, las acciones de Pauling y de decenas de simples ciudadanos, así como del presidente Kennedy y del presidente Kruschev, ayudaron a que viera la luz el Tratado de Prohibición Parcial de Pruebas Nucleares, una luz brillante en un mundo por lo demás oscuro. En la Nuclear Age Peace Foundation, creemos firmemente que el Tratado sobre la Prohibición de las Armas Nucleares es una luz radiante en nuestro mundo tan oscuro. Y al igual que Pauling, estamos en contra de toda guerra como método para resolver los conflictos internacionales. Por favor, lea detenidamente los siguientes documentos para saber más sobre los temas que nos preocupan y cómo estamos educando y abogando por un mundo justo y pacífico, un mundo libre de armas nucleares. Y únase a nosotros el 8 de mayo, cuando hablemos del tercer año de la guerra de Ucrania con Gregory Yavlinsky, Katrina vanden Heuvel y Richard Falk, en un acto virtual moderado por Cynthia Lazaroff.

Consulte más abajo la inscripción y demás información.

Espero que haya podido disfrutar de algunos de los regalos de la primavera. Los narcisos, los cerezos en flor y las magnolias siempre me recuerdan que éste es un mundo que merece la pena salvar. ¡Por favor, únase a nosotros mientras nos esforzamos por hacer exactamente eso!

Muy cordialmente,

Ivana